La era de Internet no solo nos ha traído todo lo bueno. También, lo malo: la reventa de entradas y el fraude que existe detrás de vender entradas de espectáculos a un precio muy superior del original.

Día D. Hora H. Toda la población española es consciente de que salen a la venta las entradas para ver al artista internacional del momento y que solo hará dos paradas en nuestro país. A las 10 de la mañana, el grupo de fans de dicho artista está con el dedo pegado al F5 de su teclado para conseguir las mejores entradas al mejor precio.

 

Pasan cinco minutos escasos, la web te pone en una cola virtual y automáticamente, cuando es tu turno, como por arte de magia, las entradas ya están agotadas. Las masas enfurecen y maldicen al universo.

Sin ir más lejos, esto pasó con las entradas de la última gira en España de Bruce Springsteen, Bruno Mars o sin ir más lejos, para el único concierto de Alejandro Sanz.

Una de las mayores productoras de conciertos, Doctor Music, anunció que denunciaría a todas aquellas webs donde se revendieran las entradas de sus espectáculos a precio de oro. Facua, la asociación del consumidor, ha denunciado a la conocida plataforma Ticketmaster, ya que, supuestamente, se alimentaba de una web secundaria suya, para revender a cantidades desorbitadas entradas para diferentes espectáculos. Una de las webs a las que te llevaba esta conocida web, era a Seatwave, propiedad de Live Nation, la mayor productora de conciertos en el mundo.

Conciertos de artistas españoles como los de Joaquín Sabina o Alejandro Sanz, han saltado las alarmas de los propios artistas. Artistas que han visto como por una de sus entradas llegaban a pedir más de 100.000 euros. Sanz, ha levantado toda una batalla contra estas plataformas de reventa de entradas. De su puño y letra ha salido una firma con una declaración presentada al Gobierno para poner fin a ‘esta abusiva situación’. “No es justo que unos pocos se aprovechen de las ilusiones de muchos, por eso pido a mis compañeros que se unan a esta Alianza y que exijamos a nuestras autoridades que pongan en marcha los mecanismos necesarios para evitar la reventa", ha escrito el cantante. No es el único en quejarse ante esta situación, artistas como Joaquín Sabina, Ed Sheeran o Bruce Springsteen, también han denunciado la situación.

Portales como Ticketea, se han unido a comprometerse con la causa propuesta por Alejandro Sanz.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.