Wilma Lorenzo (Madrid, 1989) es una fotógrafa musical y periodista que tiene una amplia experiencia en el mundo de la gestión dentro de la industria musical y la comunicación.

Wilma ha trabajado la mayor parte de su carrera, como freelance y entre sus clientes se encuentran Warner Music, Sony Music, Rolling Stone, Wizink Center, Live Nation y medios como Rolling Stone, Efeeme o Mondosonoro. Ha sido Directora de Comunicación del festival Mad Cool en su primera edición y ha trabajado como mánager musical para Leiva. Además de esto, publicó el libro Leiva. Toquemos juntos hasta que la muerte nos joda (Temas de hoy, 2018) y acaba de publicar su segundo libro Vidas ajenas, pasiones propias (Lunwerg, 2019).

Hablamos con Wilma Lorenzo sobre la Industria Musical y su experiencia en el sector.

wilma lorenzo 1

¿Cuál es tu formación académica? ¿Dónde comenzaste a trabajar?

He estudiado Comunicación Audiovisual en la Universidad Complutense. Durante el último año de carrera hice el segundo ciclo de Periodismo, pero después de eso ya empecé a trabajar. El último año de carrera ya estaba trabajando y el primer sitio en el que hice prácticas fue en la Agencia EFE, pero con funciones puramente de periodista y en política, no tenía nada que ver con lo que hago ahora. Tras eso comencé a escribir en un periódico juvenil, que se llamaba El Referente, sobre cine y música. De ahí ya salté a Herzio, en música, y ya fueron viniendo un poco de seguido los trabajos.

¿Cómo llegaste a interesarte por la fotografía? ¿Por qué especializarte en fotografía musical?

El interés por la fotografía había estado ahí desde el colegio, era un hobbie. Por eso estudié audiovisuales, principalmente por la fotografía, quizá más por la dirección de fotografía, pero en audiovisuales entras y descubres un mundo de opciones y te dejas llevar. Con la fotografía musical empecé porque cuando comencé a escribir sobre música me llevaba la cámara y, además de hacer la reseña o una entrevista, aprovechaba para hacer un retrato o alguna foto del concierto.

Yo había aprendido de forma autodidacta a hacer fotos, también había estudiado composición de imagen en la carrera y alguna optativa, así que como ya tenía ese conocimiento, aproveché la oportunidad y lo aplicaba en el trabajo de periodista.

¿Para ti tiene alguna particularidad hacer fotografía centrada en la música?

En mi caso es importante que me mueva lo que fotografío, que sienta algún tipo de emoción por lo que estoy fotografiando. Para mí hacer fotos de un concierto, o relacionadas con la música, es muy gratificante porque me gusta mucho la materia que estoy fotografiando y creo que eso hace que puedas poner un poco más de ti en la foto que haces que si le haces una foto a algo que te es ajeno. No obstante, con el tiempo he tenido que dedicarme a hacer otro tipo de cosas u otro tipo de fotos y aprendes a poner tu mirada en cualquier disciplina. Sin embargo, la música, siendo algo que me gusta especialmente, parece que viene casi dado, que sucede casi de forma automática.

wilma lorenzo florence

¿Empezaste como freelance? ¿Cómo te abriste hueco en ese mundo y fuiste consiguiendo clientes?

En un 90% de las veces soy freelance. Pues es un poco según salga. Te llaman para unas prácticas, conoces a alguien que un día necesita fotos para algo o te llaman para escribir un artículo. En mi caso los clientes han venido a mí en vez de ir yo a ellos. Rara vez he llamado a la puerta de un artista y le he dicho “oye que quiero trabajar para ti”. Prefiero darme a conocer con mi trabajo y si a alguien le gusta lo que hago ya sabe donde estoy. Supongo que tiene que ver con la personalidad de cada uno, es más ir conociendo gente y que esa gente conozca tu trabajo. La clave está en trabajar mucho y cuanto más trabajas a más personas llega ese trabajo.

Trabajas con Warner Music, Sony Music, Rolling Stones, MondoSonoro, 20 minutos, ¿cómo lo gestionas?

Cuando colaboras o trabajas para diferentes clientes tienes que aprender a que, aparte de ser periodista y fotógrafa, eres gestora. Tengo que hacer de mánager, negociar condiciones, aprender sobre derechos de imagen, aprender a interpretar un contrato, tienes que tener una agenda muy organizada y saber muy bien qué tiempo te lleva hacer un trabajo y qué tiempo otro. También hay que compatibilizar para no trabajar a la vez para dos causas similares o con gente que sea competencia entre sí. Y esto no es un requisito que te pongan ellos, pero hay casos en los que yo no lo haría. Por ejemplo, si yo llevo la comunicación de un festival y me ofrecen llevar la comunicación de otro o hacer una acción o cualquier otra cosa para otro festival, yo no lo haría nunca a la vez porque al final los intereses se mezclan y si tienes que priorizar, ¿cómo lo haces en ese sentido? Luego no hay problema en trabajar para varios medios, artistas o discográficas a la vez, porque al final es lo mismo. Se puede llevar la comunicación de un artista y un festival a la vez, pero para mí es más complicado porque es algo que hago de una forma muy personal. Una agencia que tiene una estructura más grande sí puede llevar a más gente, pero al ser solo yo me siento más cómoda trabajando así.

wilma lorenzo joaquin sabina

¿Has pensado en algún momento en crear una empresa para gestionar más colaboraciones o clientes?

No me lo he planteado, tampoco he tenido tiempo para plantearme convertirlo en una empresa. A nivel laboral no lo necesito, he funcionado así siempre y no tengo ambición de coger más y más proyectos porque prefiero trabajar en lo que me gusta y con quien me gusta. No tengo la ambición de abarcar mucho, es más vivir bien y que me guste lo que hago. Si quisiera llevar más proyectos a la vez tendría que hacer una empresa, pero eso ya me convierte en empresaria y me aleja de lo que realmente me gusta.

Has trabajado mucho con Leiva y con Izal ¿Cuáles eran exactamente tus funciones?

En el caso de Leiva estuve ejerciendo de personal manager. Llevaba toda la parte que tiene que ver con gestionar discográficas, relación con medios, con marcas, todo lo que tuviera que ver con imagen y comunicación, además de hacer fotos. Con Izal he trabajado en temas de foto en varias ocasiones.

¿Cómo surge la idea de hacer el libro Leiva. Toquemos juntos hasta que la muerte nos joda?

En realidad fue un proyecto que surgió de manera natural porque estaba trabajando con él. A los meses me di cuenta de que había acumulado mucho material, tanto en imagen como en texto, porque como me gusta escribir, iba anotándolo todo a modo de diario. Pensé que la historia de una gira era muy interesante. En una gira, fuera de los tiempos de trabajo, hay mucho tiempo muerto y tuve la opción de, en vez de dedicar ese tiempo a echar la siesta, idear algo con ese material. En esos tiempos muertos y estando de viaje durante un año y algo, poco a poco, se configurando. No fue algo que me planteé pensando “quiero ir de gira con… y voy a hacer un libro”, surgió al final. Al terminar dije “¿y si hago algo con todo esto?”

¿Qué papel ejercías como Directora de Comunicación del festival Mad Cool?

El puesto englobaba toda la comunicación, eso incluía prensa, redes sociales y marketing, entre otras funciones. La verdad es que fue un proyecto muy importante porque era una primera edición y la misión principal es dar a conocer el festival, que todo el mundo se entere de que existe y, sobre todo, que quede muy claro la filosofía, lo que se pretendía en ese momento. Fue un reto y fue muy bonito de llevar porque, además, me permitió trabajar con artistas internacionales, conocer cómo funciona la industria musical fuera de España y tener en mis manos muchos recursos para hacer cosas más creativas, para llegar a medios a los que habitualmente la música no llega. Era un planteamiento bastante 360, de hacer comunicación en todos los niveles.

Acabas de sacar un libro, Vidas ajenas, pasiones propias, para que se conozca tu parte más personal ¿qué es lo próximo que tienes en mente?

Este libro es trabajo que he hecho, pero en un entorno más personal, nada que ver con mi trabajo profesional. Es un recopilatorio de mi proyecto personal de años. A raíz de reunir todo ese material, ordenarlo y darle un sentido sí se me han ocurrido muchos proyectos más enfocados a una temática determinada. Sé que de aquí a unos meses me pondré a hacer cosas, porque me conozco, pero de momento tengo ahora un proyecto bastante guay que es audiovisual y luego lo que va saliendo. Tengo la suerte de que mi futuro está por dibujar, no tengo planes a largo plazo, pero igual pasado mañana estoy haciendo algo increíble, es lo bueno y lo malo de esta escena actual.

wilma lorenzo la llamada

¿En algún momento piensas dejarlo y dedicarte a algo más “estable”?

Fíjate, Mad Cool era algo más estable, porque al final era trabajo de oficina, y cuando llegó Leiva y me dijo que si me quería ir de gira con él, no lo dudé. Así que no, no siento la necesidad y me gusta tener la libertad de poder hacer más de una cosa. Creo que al hacer varias cosas a la vez, todos ganan, te enriqueces más que estando en una rutina. De momento no tengo esa llamada de un trabajo y un sueldo fijo y hacer todos los días de mi vida lo mismo. Prefiero otro camino.

¿Qué consejo le darías a un joven que quiere empezar en el ámbito de la comunicación, ya sea fotografía, periodismo o mánager musical?

Le aconsejaría que pensara en un proyecto suyo que creara de cero y al que esté dispuesto a dedicarle las 24 horas del día y se las dedicara. Que trabaje mucho porque es la mejor forma de darse a conocer. En comunicación y periodismo somos muchísimos y hay que destacar de alguna forma. Si esperas a destacar en un puesto de trabajo puede ser más complicado, tienes que destacar antes para que te llamen para un puesto de trabajo o, para que cuando te llamen ya estés preparado y hayas aprendido por tu cuenta. Ahora lo bueno es que tenemos la opción de “emprender”, aunque no sea a nivel empresarial, pero sí de montar un proyecto personal, ya sea hacer un tipo de foto, una página web o empezar a ayudar a unos colegas que tienen un grupo. Depende de lo que tú quieras, pero tienes la opción de acercarte a gente que esté en un punto similar al tuyo y aprender haciendo. En la universidad y en un máster se aprende, pero cuando aprendes de verdad es cuando trabajas. Desgraciadamente nadie te va a llamar para trabajar si no estás aprendido. Por eso creo que aprender montando tus propios proyectos es la mejor forma.


Fotografías de Wilma Lorenzo. Más información en la web: wilmalorenzo.com

Entrevista realizada por Silvia Panadero para el Blog del Máster en Music Management

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.