La aparición de la radio supuso un antes y un después en la historia mundial de la comunicación. Poder tener un transistor en casa y escuchar las noticias, programas o simplemente historias, supuso un cambio en la forma de comunicarse de la sociedad. Cuando apareció la televisión, se dijo que era el fin de la radio, ¿quién iba a querer solo escuchar cuando podías ver a las personas de la radio a través de una caja cuadrada?.

Precisamente en ese momento en el que la radio perdía masivamente oyentes a favor de la televisión, surgió en Estados Unidos la radiofórmula. Esto se basa en programas monotemáticos que no están divididos en secciones y que, generalmente, versan sobre música. Básicamente se trata de un conductor que, en la pausa entre canción y canción, comenta o da algunos datos acerca de los artistas y su música. En los años 50 la radiofórmula salvó la radio.

En España no supimos lo que era hasta 1965, cuando el Gobierno lanzó un decreto ley que obligaba a las emisoras, que entonces emitían en onda media, a emitir también en FM. Esto propició una mayor calidad en el sonido y que las grandes cadenas radiofónicas abrieran otras cadenas en la que emitir en FM. Tras el gasto que ello supuso para estas empresas, la manera más fácil de recuperar lo invertido era buscar un contenido fácil y, sobre todo, barato de producir y que atrajese al público en masa. Es así como comienza la radiofórmula en España. Una de las cadenas pioneras fue Los 40 principales, conocida hoy simplemente como Los 40.  

¿Por qué sigue triunfando la radiofórmula?

Internet ha revolucionado la cotidianeidad, pero eso no ha supuesto que la gente deje radicalmente de escuchar la radio. Hoy en día las posibilidades se han ampliado. Ahora es posible escucharla en el coche, en la televisión, en el ordenador, en el teléfono móvil y hasta se puede ver la radio, ya que muchos programas se graban en el estudio y después se suben a Youtube, o incluso se emiten en directo. Precisamente youtubers famosos con miles o millones de suscriptores se están lanzando a hacer podcasts que, en muchas ocasiones, suben a Youtube y cuelgan en Spotify para aquellos que solo quieran oírlos. Algunos ejemplos de esto son Ismael Prego, conocido en la red como Wismichu, que hace un programa llamado W Podcast o Melo Moreno y Martín Domingo, cuyo podcast se llama Hasta las manos.

No obstante, las cadenas y la forma de hacer que sigue atrayendo a la mayor parte del público joven es la radiofórmula. Quizá entre la gran cantidad de música y posibilidades de escucharla que hay hoy en día la radiofórmula siga siendo una manera de acercarse a lo mainstream y no quedarse desactualizado.

Según el Estudio General del Medios (EGM), a fecha de junio de 2018, la segunda cadena de radio más escuchada del país es Los 40 con casi 3 millones de oyentes y solo superada por la emisora generalista Cadena Ser con 4 millones.

Estudio general de medios emisoras radio 2018

Estudio General de Medios radio española. Seguda oleada 2018. Fuente: Cadena Ser

Pero no solo es esto, sino que entre las seis primeras del ranking también están, en cuarta y quinta posición, Cadena Dial y Cadena 100 con 2,1 y 1,9 millones de oyentes, respectivamente.

La radioformúla no ha muerto, sigue liderando, sigue marcando tendencias y sigue diciéndonos lo que tenemos que escuchar, solo que ahora las posibilidades se han expandido mucho más.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.